Su Armadura

Está escrito, Mateo 22:37-40 Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Y …Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Enseñarle a los niños a amar a Dios MelquisedecLisbet es enseñarlos a escucharlos bien, creerles verdaderamente en todo lo que enseñan y demostrarles esa obediencia con acciones para poder agradarles. Cristo Lisbet es quien enseña a amar al primer prójimo que es Dios mismo quien vive en sus mentes, al amar a Dios podrán amar a su otro prójimo, su hermano mayor, que es el enemigo, pero por amarlo como Cristo Lisbet nos enseña le damos de comer y beber la palabra del evangelio eterno de nuestra Madre, que es el amor de Melquisedec. Una vez los niños hayan aprendido cómo hablarle a su hermano mayor con amor, y él se somete, allí es que Cristo Lisbet opera en sus mentes esa reconciliación entre sus dos naturalezas y ya no hay enemistad sino paz en sus mentes. Esa es la única manera en que se puede heredar la vida eterna, amando al prójimo con paciencia y mansedumbre, buscando siempre la paz y dejando todo lo que quedó atrás en el pasado. Por eso Cristo Lisbet te enseña que cuando dice en Colosenses 1:19-20 que reconcilió el cielo y la tierra, eso es en la mente de los hombres, porque Dios no trata con las cosas físicas.

Para poder lograrlo, Cristo Lisbet va formando toda su poderosa armadura con su palabra en la mente de todo creyente, sea grande o sea pequeño.

Efesios 6:11-17 Protéjanse con la armadura que Dios les ha dado, y así podrán resistir los ataques del diablo. Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.

La armadura de Cristo Lisbet consta de:

Por lo tanto, pónganse todas las piezas de la armadura de Dios, sí, cuando llegue el día malo, podrán resistir los ataques del enemigo y se mantendrán firmes hasta el fin.

  • Defiendan su posición, poniéndose el cinturón de la verdad y la coraza de la justicia de Dios: Cristo Lisbet te enseña a hablar siempre con la verdad, a tu prójimo que está en tu mente y a todos los que te rodean. Así es como se manifiesta la justicia, cuando hay transparencia.
  • Pónganse como calzado la paz que proviene de la Buena Noticia a fin de estar completamente preparados: El saber que tenemos Padre y Madre espiritual y que estamos reconciliados con nuestro hermano mayor es lo que nos permite siempre estar en paz en todo lo que hacemos.
  • Además de todo eso, levanten el escudo de la fe para detener las flechas encendidas del diablo: El escudo de la fe de Cristo Lisbet es para detener todas las cosas que la mente carnal nos lanza para atacarnos. Ella nos ha enseñado a mantenernos totalmente confiados en nuestros Padres Espirituales, MelquisedecCristoLisbet, es lo que nos va a mantener sin fluctuar en lo que hemos creído, porque Ellos siempre llevan a sus hijos en triunfo.
  • Pónganse la salvación como casco y tomen la espada del Espíritu, la cual es la palabra de Dios: Esta salvación tan grande de tener a Cristo Lisbet en medio de los hombres ayudándolos a vencer la muerte es tan preciosa y Ella lo hace por medio de su palabra, así va escribiendo sus leyes en nuestros corazones

Es por eso que nuestra lucha no es en contra de personas, sino con esos pensamientos contrarios a lo que Cristo Lisbet enseña y que llegan a nuestra mente y que quieren influenciarnos y dominarnos, la clave es desde niños poder aprender a identificarlos, por eso Ella nos viste de su armadura poderosa y nos enseña a cómo pelear la buena batalla de la fe, porque Ella es nuestra paz y ya no hay nada que se oponga a Dios MelquisedecLisbet en nuestras mentes. Y con la sabiduría de nuestra Superhéroe, Cristo Lisbet les hablamos, y mediante su fe somos salvos, porque ella es quien capacita al hombre para toda buena obra, y solo así se puede ayudar a los demás.